¿QUÉ ES SER FAMILIA DE ACOGIDA?

La familia de acogida es aquella que cuida en su casa al gato por un tiempo determinado siendo responsable de su bienestar y control del mismo modo que lo haría si fuera propio hasta que finalice su tiempo allí.

Si seguís leyendo os daréis cuenta de lo imprescindible que es ser casa de acogida.

No tenemos refugio porque creemos en la importancia del calor y el cariño de un hogar, ya sea más o menos temporal, para nosotr@s es la base fundamental de los gatos que van a dejar de ser callejeros.

¿CUÁNTO TIEMPO DURA UNA ACOGIDA?

Es muy variable y depende de los siguientes factores: el tiempo que pueda ofrecer su casa la familia que acoge, el tiempo que solicita la asociación y la demora en la adopción del animal.

Puedes ser una acogida de corta duración o una acogida hasta que el gato encuentre su hogar definitivo. Esto lo decides tú, todas las formas de acogida son útiles y válidas.

¿QUÉ TIPOS DE ACOGIDAS HAY?

ACOGIDAS SEGÚN EL TIEMPO DE PERMANENCIA EN EL HOGAR QUE ACOGE:

 

Suelen ser de duración muy breve, de días o semanas, para casos que han surgido de pronto y no tiene dónde ubicarse en el momento.

Dentro de estas acogidas se encuentran unas muy necesarias que son los canguros para recuperación hospitalaria: por ejemplo en el caso de esterilizaciones, otras operaciones o enfermedades que requieran tratamiento, reposo y atención por unos días.

Suelen ser de duración más extensa que las urgentes y habitualmente duran meses.

Son muy útiles en general para gatos pequeños que encuentran adopción más fácilmente o para gatos que ya tienen otros destinos planeados pero no inmediatos y necesitan un lugar de paso previo.

De duración, como dice el título, indefinida. El gato permanecerá en la casa de acogida hasta que encuentre su hogar adoptivo definitivo.

ACOGIDAS SEGÚN LA RESPONSABILIDAD DE DONACIÓN DEL QUE ACOGE SOBRE EL GATO ACOGIDO:

 

En estas acogidas, que pueden ser urgentes, temporales o indefinidas, la casa que acoge se ocupa de los gastos íntegros del gato acogido mientras permanezca en su casa.

El gato acogido seguirá perteneciendo a la asociación Vecinos Del Gato, siendo los responsables del mismo. Acudiría a los veterinarios de la asociación y la asociación recomendaría la alimentación que precisara el gato según las peculiaridades del mismo.

En estas acogidas, que pueden ser urgentes, temporales o indefinidas, la casa que acoge se ocupa solo de los gastos de alimentación y arena mientras el gato permanezca acogido en su casa.

El gato acogido seguirá perteneciendo a la asociación Vecinos Del Gato, siendo los responsables del mismo. Acudiría a los veterinarios de la asociación y la asociación recomendaría la alimentación que precisara el gato según las peculiaridades del mismo.

En aquellos casos que su familia de acogida no pueda colaborar económicamente con los gastos del acogido de ninguna manera, la asociación se hará cargo íntegramente.

El gato acogido seguirá perteneciendo a la asociación Vecinos Del Gato, siendo los responsables del mismo. Acudiría a los veterinarios de la asociación y la asociación recomendaría la alimentación que precisara el gato según las peculiaridades del mismo.